7 beneficios de colocar un plato de ducha

  1. Estética y decoración: Existe un amplio y variado catálogo tanto de platos de ducha como de mamparas. Se puede escoger según el color, la forma, el diseño, el material y las calidades. Así podrás encontrar el que mejor se adapte a tus necesidades.
  2.  Acceso y movilidad: Con el cambio de la bañera por el plato de ducha, nos libramos del lateral y su altura a la hora de acceder a la ducha. Es mucho más sencillo el acceso al interior y se adapta mucho mejor a las necesidades de las personas mayores y las personas con movilidad reducida.
  3. Espacio: Normalmente las medidas de los platos de ducha son inferiores al tamaño de una bañera. De esta forma, se consigue ganar más espacio disponible en el cuarto de baño para disfrutar de una mayor libertad de movimiento.
  4. Precio: Los platos de ducha suelen ser más baratos que las bañeras, por lo que, a nivel económico, también es importante el cambio.
  5. Seguridad: El suelo de los platos de ducha es antideslizante, proporcionando una mayor estabilidad a la hora de ducharse y eliminando el riesgo de resbalones y caídas.
  6. Consumo: El consumo de agua es menor si comparamos una ducha con llenar la bañera por completo. Esto a final de mes también se nota en el bolsillo.
  7. Limpieza: Es mucho más cómodo limpiar la mampara y el plato que la bañera, además, su mantenimiento día a día supone un esfuerzo menor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR